Hiperpaternidad

¿La palabra Hiperpaternidad no te hace mucho ruido? sin embargo, estoy segura de que conoces al menos un hiperpadre o una hipermadre. ¿O quizá eres tú un hiperpadre o una hipermadre?

¿Qué son los hiperpadres o qué es la hiperpaternidad?

Eva Millet, autora del libro Hiperpaternidad, lo define como un “fenómeno de crianza que se caracteriza por una atención excesiva y una constante supervisión a los hijos.”

Hoy en día muchos padres consideran que son mejores padres si ofrecen cuidados excesivos a sus hijos, y que por consiguiente están criando niños perfectos, es decir que estos padres consideran que sus hijos estarán mejor calificados para enfrentar la vida con estos excesivos cuidados.

La hiperpaterenidad es un estilo de crianza basado en la anticipación de los padres a los deseos de los hijos y tambien en resolverles todos los problemas.

Algunos de los tipos de hiperpadres o hipermadres son:
  • Helicóptero, son aquellos padres que sobrevuelan por la vida de los hijos sin descanso, están pendientes de sus deseos y cumplirlos si es posible
  • Apisonadora, es aquel tipo de padres que moldea el camino de sus hijos para que en este no se encuentre ninguna dificultad; procuran que sus pequeños puedan circular sin impedimento a través de un terreno previamente apisonado por ellos.
  • Guardaespaldas, progenitores extremadamente susceptibles ante cualquier crítica sobre sus hijos o, incluso, a que se les toque.
  • Bocadillo son aquellos padres que espera con fervor a su hijo para que venga y reciba todo lo que se ha dispuesto para él.
  • Padres-manager y madres- tigre, son aquellos que manejan todo y los defienden de todo, sin permitir que sus hijos tomen una decisión o se defiendan.

La mayoría de estos modelos de hiperpadres pueden llegar a sobreproteger o controlar tanto a sus hijos, que desencadena en gran medida en miedos y estrés.

Algunas características del fenómeno hiperpaternidad:
  • Los niños son el centro de la familia: todo está orientado a conseguir que los niños lleguen a los objetivos de los padres, y se les da todo como forma de recompensa.
  • Sobreprotección: niños incapaces de hacer nada por sí solos, incapaces de manejar la frustración porque los padres llevan haciendo las cosas por ellos. Y se les está robando la capacidad para convertirse en seres autónomos y libres.
  • Una agenda de actividades extras: actividades que quitan el tiempo para jugar, aburrirse, estimular la creatividad y la imaginación y ser ellos mismos.
  • Cero críticas: Son niños perfectos y nada de lo que hacen está mal hecho. Los padres crean una burbuja alrededor de sus hijos, no preparándolos para enfrentarse al mundo real y a la frustración de que las cosas no siempre van a salir como ellos quieren ni van a conseguirlo todo.
  • Sobrevaloración: sobrevalorar los talentos de sus hijos, que es sin duda un motivo de enfrentamiento cuando no es apreciado de la misma manera, y creando en los hijos expectativas falsas de talentos y capacidades que con el tiempo no pueden enfrentar.
  • Minimizan la capacidad de esfuerzo: los padres realizan los deberes escolares, y no les permiten desarrollar la capacidad para adquirir responsabilidades, los niños dejan de confiar en sus capacidades, no aprenden a desarrollar sus propios recursos y cualquier cosa que les parezca un poco complicada la abandonan.
  • Menores sobrestimulados: las múltiples actividades y los últimos juegos en entretenimiento se traduce en pequeños que no saben cómo enfrentarse al aburrimiento, pero también los convierten en niños ansiosos, deprimidos y que se sienten presionados por cumplir todas las demandas de sus padres.

Y es que lo que pareciera ser una excelente educación resulta en lo contrario, pues un niño o una niña criado bajo la sombra de la hiperpaternidad no tiene muchas oportunidades de tomar sus propias decisiones, tampoco logran aprender de sus errores y experiencia, y son niños con miedos excesivos.

Ya que por lo general estos niños tienen todo resuelto sin complicaciones y son sus padres quienes le organizan su vida diaria.

En gran medida la hiperpaternidad resulta ser estresante tanto para los padres como para los hijos, para los padres porque implica el cumplimiento de muchas actividades dedicadas a estimular al pequeño; además, requiere mucho esfuerzo crear una vida perfecta para los niños.

Y para los hijos resulta estresante cumplir con tantas demandas de actividades, por cumplir las expectativas de los padres y por no lograr desarrollar sus verdaderos deseos.

¿Cómo alejarse de este modelo educativo?

Eva Millet recomienda la ‘sana desatención’: una paternidad más relajada con espacio para que los niños jueguen y se aburran, para que prueben, se equivoquen y adquieran responsabilidades y autonomía.

Y siguiendo lineamientos de modelos educativos como la crianza positiva, adquirir límites y normas claras es también uno de los pasos para alejarse del modelo de hiperpaternidad.

Así mismo otorgarles tareas de acuerdo con la edad de los niños, es una manera de promover la responsabilidad, empatía, confianza y autonomía.

“Colaborar en las tareas forma parte de su desarrollo, aumenta la autoestima, les hace sentirse más mayores, útiles y quita a los padres la sensación de ser ‘mayordomos’ de sus hijos” comenta Eva Millet autora del libro.

¿Cómo saber si te has convertido en hiperpadre o hipermadre?

Para descubrir si estás ejerciendo una paternidad excesiva con tus hijos te invito a realizar el siguiente ejercicio y a reflexionar sobre el resultado.

TEST HIPERPADRES

También te puede interesar: Crianza de los hijos , Cómo educar en positivo

 

 

Psicologaonline.org espera que la información anterior te ayude a mejorar tu vida, tu bienestar emocional y que comprendas en solo de ti depende el éxito de tus relaciones.

¿Conoces a alguien que este artículo podría serle útil?, ¡Compártelo!

Te dejo nuestro enlace de contacto.

En Psicologaonline te acompañamos en tu proceso de cambio y desarrollo personal. Te brindamos espacios de reflexión y exploración personal para que puedas lograr mayor calidad y bienestar en tus relaciones.

Síguenos en Facebook y recibirás información y artículos sobre temas relacionados con el bienestar emocional y desarrollo personal.

Cuéntame sobre qué temas te gustaría leer en Psicologaonline. Escríbeme a: [email protected]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*