Síndrome de Wendy

Dilema de Wendy

Seguro que conoces el cuento infantil de Peter Pan y el país de nunca jamás. El titulo de este artículo hace referencia a un personaje de esta historia: Wendy.

Wendy es uno de los personajes de este cuento, compañera fiel de aventuras de Peter Pan y cuya función es entre otras cuidar los niños y la que se encarga de que las cosas no se salgan de control.

Así es Wendy, una jovencita dispuesta a sacrificarse para complacer a los demás, sobre todo está dispuesta a todo para cuidar de Peter Pan.

En un artículo anterior hablamos del Síndrome de Peter Pan.

¿Qué es el Síndrome de Wendy?

El síndrome de Wendy hace referencia a la necesidad de una persona por satisfacer y colmar los deseos de otra persona, con frecuencia estas personas suelen ser la pareja o los hijos.

Esta necesidad imperiosa de satisfacción a los otros se produce para evitar el abandono y el rechazo y está relacionado a su vez con la inseguridad provocada por una baja autoestima.

El “dilema de Wendy” como tambien es conocido este comportamiento fue descrito por el Psicólogo Dan Kiley, quien también describió el síndrome de Peter Pan en su libro: “El síndrome de Peter Pan, el hombre que nunca crece”.

Culturalmente se enaltece la figura de la mujer como “cuidadora” y responsable del hogar, lo que aumenta la probabilidad de que se desarrolle más en las mujeres que en los hombres.

Si reflexionamos un poco sobre los personajes desde un contexto fuera de la fantasía, podemos encontrarnos este tipo de comportamiento en padres sobreprotectores o con tendencia a la hiperpaternidad.

O bien esposas y compañeras que asumen todas las responsabilidades para que la pareja no tenga que hacerlo.

Causa del síndrome

El desarrollo del síndrome de Wendy no se da por un solo factor, sino que suele ser multicausal.

Algunas de las variables serían:

  • Rasgos de Personalidad
  • Estilos educativos en la infancia
  • Experiencias afectivas en la infancia
  • Baja autoestima

El temor al rechazo, al abandono y buscar imperiosamente la aceptación social da muestra de que las causas más relevantes para su aparición estén relacionadas con la infancia.

Características del síndrome de Wendy

Algunas características que nos ayudan a definir el perfil del síndrome de Wendy son:

  • Persona a la que el perfeccionismo le lleva a sentirse culpable cuando algo sale mal, especialmente en lo que respecta a satisfacer a otros.
  • Fácilmente son personas que se resignan en roles de sacrificio.
  • Se siente imprescindible; es quien debe encargarse de hacer las cosas.
  • Su idea de amor es igual a la de sacrificio. Se resigna al malestar, al cansancio y al resto de consecuencias negativas que trae consigo el desgaste debido al cuidado de otra persona.
  • Busca agradar siempre a quienes le rodean.
  • Son personas muy emocionales y sumisas.
  • Asume las responsabilidades y tareas de sus seres queridos, por lo que, fácilmente asume el rol de madre o padre de su pareja.
  • Evita los conflictos e intenta hacer feliz a la otra persona dejando a un lado su propia felicidad.
  • Evita cualquier cosa o circunstancia que pueda molestar a las personas de su alrededor.
  • Se disculpa o se siente culpable por las cosas que no le ha sido posible hacer.
  • Tienen poco control de su vida, por lo que se enfocan en tratar de controlar la vida de otra persona.
¿Cómo saber si tengo el síndrome de Wendy?

Dan Kiley propone en su libro “el dilema de Wendy” el siguiente test como una manera de evaluar si potencialmente puede caer en la trampa de Wendy:

TEST SÍNDROME DE WENDY

Consecuencias del síndrome de Wendy

Aún hoy en día el rol de madre o esposa sumisa, abnegada aceptado e impuesto culturalmente dificulta la detección del dilema de Wendy.

Sin embargo, este tipo de comportamiento trae consecuencias negativas para la salud emocional y dificulta la relación de pareja.

Algunas de las consecuencias son:

  • Tristeza y soledad: estas personas acaban por sentirse solas, y con poca satisfacción en su vida.
  • Depresión y trastornos de ansiedad: sentir que no llegan a todo lo que se proponen unido a la falta de refuerzo por el entorno puede dar lugar a problemas emocionales.
  • Problemas de pareja: el síndrome dificulta la vida en pareja, cuando no se padece el síndrome de Peter Pan y se busca la independencia y la igualdad de ambos miembros de la pareja.
  • Burnout: este síndrome, comúnmente asociado al ámbito laboral, también puede aparecer por la alta demanda de tareas y la falta de tiempo para sí misma. Esto hace que se sientan agotadas y al límite de sus posibilidades.
  • Insatisfacción: al no tener metas y objetivos propios lleva intensificar el comportamiento de atender y cuidar a los demás para sentirse útiles.

Como consecuencia para los hijos

  • Desarrollo del Síndrome de Peter Pan: Predispone a los hijos demandar atención y restarle responsabilidad, así como baja tolerancia a la frustración y baja autoestima.
Prevención del síndrome de Wendy

Como hemos visto antes, entre las variables más relevantes para su desarrollo se encuentran las relacionadas con la infancia.

Es importante que los padres implementen estilos educativos basados en el amor y el respeto, asimismo educar en miras a la igualdad de roles y prestar atención a las creencias generacionales que se están enseñando. Por ejemplo; divide las tareas domésticas y el cuidado de los hijos. Las tareas domésticas y el cuidado de los niños son responsabilidad de todos los adultos de la casa – observa si en la tuya hay una división igualitaria, recuerda que el ejemplo es también parte de la educación.

Te puede interesar: Nuestro curso gratuito: Crianza con amor.

Consejos para superar el síndrome de Wendy

El objetivo principal de un proceso terapéutico en el dilema de Wendy es perder el temor a ser abandonados o rechazados.

El acompañamiento de un profesional en salud mental es importante para un entrenamiento en habilidades sociales y en la modificación de pensamientos relacionados con el rechazo, la culpa y el abandono.

El éxito para superar el síndrome de Wendy es el compromiso de quien lo padece para buscar el bienestar emocional.

Algunos tips a tener en cuenta

Aceptar: Reconocer que la necesidad de satisfacer a los demás está interfiriendo con el bienestar emocional propio.

Fortalecer la autoestima: Reforzar tu valía personal para que la aprobación de los demás no sea una prioridad necesaria para tu felicidad.

Establecer límites en las relaciones: Aprende a relacionarte con los demás, priorizando el bienestar propio y poniendo límites a las demandas de los demás.

Entrenar la Asertividad: Desarrolla habilidades de comunicación para aprender a decir “no” y expresar tus opiniones de forma respetuosa sin agredir a los demás y sobre todo, sin dejarse dominar.

Reemplaza los pensamientos: Aprende a modificar tus patrones de pensamiento, en especial aquellas relacionados con la propia valía, el abandono y la culpa.

Solicitar ayuda profesional: Solicita a un profesional de la salud mental su asesoría, consejo o intervención, te dará las pautas necesarias para comprender los desencadenantes y gestionar las capacidades para enfrentar el miedo al abandono y superarlo.

Dilema de Wendy

Este artículo se escribe con el único objetivo de informar, carece de valor para un diagnóstico clínico. Si te sientes identificada con el artículo te invito a acudir a un profesional para que evalué tu caso.

Te pueden interesar nuestros siguientes artículos relacionados con este tema:   Egoísmo sano, Asertividad, Asertividad en la familia, Ansiedad, Depresión, Todo lo que debes saber para manejar tus emociones, Dependencia emocional, Crianza positiva.

Paola Pico

 

¿Crees que padeces del síndrome de Wendy? o ¿conoces a alguien de este síndrome, y no sabes cómo ayudar? Contáctanos.

¿Conoces a alguien que este artículo podría serle útil?, ¡Compártelo!

En Psicologaonline te acompañamos en tu proceso de cambio y desarrollo personal. Te brindamos espacios de reflexión y exploración personal para que puedas lograr mayor calidad y bienestar en tus relaciones.

Síguenos en Facebook y apúntate en nuestro boletín para recibir información y artículos sobre temas relacionados con el bienestar emocional y desarrollo personal.

Si te gustó lo que acabas de leer. ¡Compártelo en tus redes sociales!

Cuéntame sobre qué temas te gustaría leer en Psicologaonline. Escríbeme a: [email protected]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *