La importancia de la comunicación asertiva en tiempos de crisis

comunicacion familiar en tiempos de crisis

Los conflictos forman parte de las relaciones humanas y en este tiempo de confinamiento la comunicación tiene un valor adicional en la solución de conflictos familiares.

Es conveniente que nos ubiquemos en el contexto extraordinario que estamos viviendo. Estamos experimentando un confinamiento, una convivencia obligatoria en espacios reducidos durante un tiempo prolongado e indefinido.

La incertidumbre de esta situacion puede provocar tensión que inevitablemente desregulariza las emociones, desencadenando niveles mayores de estrés y de frustración. Se ven reflejados en irritación, hostilidad y niveles altos de agresividad.

La dinámica familiar se caracteriza por la vinculación afectiva de sus miembros. Esta vinculación puede percibirse como espacios seguros, estables, tranquilos o su contrario. En momentos de crisis estas vinculaciones pueden percibirse mas intensas.

Muy seguramente la situación actual es de las mas intensas vividas en nuestras familias. Y es que muchas familias han tenido que adaptarse de manera súbita a nuevas dinámicas provocadas por el cierre de escuelas, colegios, universidades, oficinas de trabajo. Dejando poco espacio para un ajuste gradual.

Los cambios generan estrés, así que estamos experimentando un bombardeo de estrés constante que afecta a todos los miembros de las familias, afectando las relaciones y provocando conflictos.

¿Y la comunicación?

Toda interacción es comunicación, incluso el silencio es comunicación. De cómo se gestione la comunicación en tiempos de crisis, dependerá la confianza y la estabilidad de las relaciones familiares.

En consecuencia, cuidar la comunicación en nuestros entornos en estos tiempos es tarea fundamental para crear espacios de interacciones seguras, estables y tranquilas. Y sobre todo para que entre todos los miembros de la familia haya una buena conexión emocional.

Reglas de las interacciones

Cada interacción es única y cada familia posee algunas reglas propias. Sin embargo, algunas de las reglas básicas de las interacciones son las siguientes:

  • Cada reacción de una parte determina la reacción de la otra. Es decir que la tensión entre las personas que interactúan puede subir o bajar según las reacciones.
  • Satisfacción de necesidades. Los conflictos se complican cuando cada miembro de la interacción trata de satisfacer sus propias necesidades sin tomar en cuenta las de los demás.
  • El desencadenante o el motivo que origina la tensión no siempre es la situación actual. Se puede iniciar con un tema y saltar a una tensión del pasado.
  • Percepción. Cada individuo puede interpretar un mensaje según el momento que este viviendo (tensiones, estrés, expectativas, creencias, valores, etc).

Antes de continuar, te invito a responder el cuestionario: TEST COMUNICACION EFECTIVA. Lo puedes descargar haciendo clic en el enlace (letras azules).

5 consejos para mejorar la comunicación en tiempos de crisis

1. La escucha activa: La escucha activa consiste en una forma de comunicación que demuestra al hablante que el oyente le ha entendido.

En otras palabras, podemos decir que la escucha activa se refiere, a escuchar activamente y con conciencia. Hay tres elementos que nos ayudan en este proceso:

  • Palabras que acompañan lo que el otro dice, pero que no interrumpen. Ejemplo: entiendo, claro, vaya, aja, etc.
  • Clarificar, es preguntar sobre lo que escuchamos. Ejemplo: ¿te refieres a…? ¿Entonces dices que…?
  • Parafrasear, de vez en cuando podemos repetir con nuestras propias palabras lo que el otro dijo. Ejemplo: lo que quieres decir es que…, A ver si lo entiendo bien…
  • Resumir, hacer un breve resumen al otro. Ejemplo: lo que me has dicho es que…

Si deseas ampliar la información sobre la escucha activa te dejo el enlace a nuestro artículo: Mejora tus relaciones, ¡practica la escucha activa!

2. Hablar: Cuando estamos irritables y enfadados resulta muy fácil culpabilizara a los demás. Juzgamos, criticamos e incluso descalificamos afectando aun más la comunicación, pues la otra persona al sentirse atacada va a contraatacar y puede resultar una gran batalla verbal.

Si cambiamos el lenguaje podemos cambiar el escenario de la discusión y, tal vez, el resultado.

  • Prueba cambiar El “tú eres” por “tú haces”, “tú dices…”
  • Prueba decir “yo” o “nosotros” en vez de “tu”
  • Prueba decir “a veces” en vez de “siempre”
  • Prueba proponer un cambio: “me gustaría que…”

3. Participar: Dar a la otra persona la oportunidad de expresarse es reconocerla y respetarla, parte esencial para las buenas relaciones interpersonales.

A veces, en nuestras conversaciones familiares parece que nos peleamos por hablar y que para dar nuestra opinión es necesario interrumpir a quien la tiene.

Así que se hace necesario que podamos reflexionar sobre el tiempo hablado; el nuestro y el de los demás. Y estar atentos a reducir el impulso de quitar la palabra al otro y si fuera al contrario pedir respetuosamente que nos permitan terminar de dar nuestra opinión.

4. Reflexión: Implica dejar de lado las asperezas y heridas que suelen venir de la mano de la pérdida de comunicación y conflicto en las relaciones familiares, e intentar conservar y reparar la comunicación. Estos tiempos de crisis pueden llevar a reflexiones sobre el rumbo de nuestras vidas, y esto trae consecuencias positivas y crecimiento interior.

5. Mostrar afecto y respeto: No nos olvidemos. Estamos hablando de momentos difíciles, de emociones fuertes (miedo, incertidumbre, dolor, angustia…) pero que son momentos pasajeros y que siempre compartiremos con las personas a las que queremos. En un conflicto familiar no hay ganadores.

¿Qué es la comunicación asertiva?

La asertividad es una de las habilidades comunicativas más difíciles de conseguir. La comunicación asertiva consiste en expresar nuestra opinión, sin pasividad ni agresividad, teniendo presente que tenemos derechos básicos y respetando los derechos de los demás.

Los 4 componentes claves de la comunicación asertiva

1. Observar y comunicar sin juzgar: La clave es separar lo que observamos de lo que interpretamos y comunicarlo sin juzgarlo.

2. Identificar y responsabilizarse de los propios sentimientos: Interactuar con otras personas siempre nos provocará emociones y sentimientos. Lo que se produce en estas interacciones es una verdad muy personal.

3. Identificar las necesidades emocionales: Reconocer y expresar tus necesidades reales, te ayudará esclarecer tus emociones y las de los demás.

4. Hacer una petición concreta: Expresar claramente lo que quieres y deseas de los demás.

7 técnicas que puedes utilizar en tu familia para promover la asertividad.   

1. La pregunta asertiva: Esta técnica consiste en pedir más información acerca de los argumentos que nos ofrecen, para así tener claro a qué se refiere y en qué quiere que cambiemos. Una vez tengamos la información decidiremos si el cambio es válido o no.

Situación: Tu hija repite que no le permites hacer lo que hacen sus amigas

Puedes responder: “¿qué es exactamente lo que te molesta de mi comportamiento?”.

“¿Puedes decirme cómo te gustaría que actuará en una situación similar?”.

2. Ignorar: Consiste en ignorar de momento los argumentos débiles que provocarían una discusión y por el contrario busca desplazar el foco de discusión hacia el análisis. Con esta técnica lo mejor es adoptar un tono especialmente amable y comprensivo, respetuoso con el enfado de la persona.

Situación: Tu hijo está muy enfadado por la negativa de tu parte a un permiso

Puedes responder: “En este momento no voy a discutir contigo, estas muy enfadado y no estoy dispuesta a una falta de respeto. Hablaremos cuando te calmes”.

3. Disco rayado: Esta técnica consiste en repetir nuestro punto de vista una y otra vez manteniéndonos firmes en nuestra opinión a pesar de los intentos de la otra persona para que la cambiemos.

Situación: Tu pareja te pide cambiar parte de un comportamiento con tus hijos sin reflexionar.

Puedes responder: “Considero que es importante tener presentes las consecuencias de este cambio, por lo tanto, hasta no tener claro las consecuencias no lo hare”.

(insistencia de la pareja)

“como te mencione anteriormente, me parece que es importante conocer las consecuencias, una vez tenga claridad, lo haré”.

(insistencia de la pareja)

“comprendo que es viable el cambio, pero no estoy segura y es parte de mis responsabilidades, así que debo estar segura”.

4. Aplazamiento asertivo: Se trata de una técnica muy útil cuando no se sabe qué responder en ese mismo instante o cuando alguno de los interlocutores está perdiendo el control.

Situación: Tu padre te exige una respuesta sobre tu comportamiento

Puedes responder: «Comprendo que la situación fue bastante incómoda, sin embargo, no sé qué ha ocurrido con mis emociones, voy a reflexionar sobre la situación y luego te contesto”.

5. Banco de niebla: Esta técnica consiste en dar parte de la razón, con la intención inmediata de no seguir discutiendo sobre el problema inicial para no agravarlo, pues no se pretende cambiar nuestra postura.

Situación: Tu madre te regaña argumentando que siempre haces los deberes tarde.

Puedes responder: “Si, mamá, puede que tenga razón”.

(insistencia de la madre)

“Si, madre es posible que algunos días haya hecho los deberes más tarde”.

(insistencia de la madre)

“Si, mamá no te voy a negar que he hecho los deberes tarde hoy, pero es necesario terminarlos hoy”.

6. Acuerdo asertivo: Esta técnica es similar a la técnica anterior. En este caso estamos de acuerdo en nuestro error, sin embargo, no lo estamos en la manera en cómo se ha expresado.

Situacion: Tu hijo está enfadado por que le has hecho quedar mal delante de sus amigos.

Puedes responder: “tienes razón, no debí haber dicho eso delante de tus amigos, la próxima vez te lo diré solo a ti, sin embargo, me gustaría que tú también te comportarás diferente”.

7. El sándwich: La técnica del sándwich se basa en el elogiar como principio, en la mitad el rechazo y al fin del discurso de la conversación otro elogio.

Situación: Solicitas a tu pareja más ayuda en el hogar.

“Cariño, estoy muy agradecida con la ayuda que le brindas a (nombre de un hijo) con sus tareas escolares, sin embargo, yo me siento al final del día agotada, me gustaría que me ayudaras más frecuente, tú haces especialmente deliciosas las cenas (comidas)”

La tener entre dos elogios el “pero” la persona no reacciona a la petición de manera negativa puesto que se termina con un elogio y queda presente el elogio y la persona reacciona con mayor agrado a la petición que hemos dejado en medio.

Te pueden interesar nuestros siguientes artículos relacionados con este tema:  Mejora tus relaciones ¡practica la escucha activa!, La asertividad, La asertividad en la familia, pensar en el futuro te lleva a una vida significativa, El poder de la esperanza, Claves para mantener tu salud mental en cuarentena, Estrategias para afrontar la ansiedad por COVID-19, Inteligencia emocional, Resiliencia.

Paola Pico

Te dejo nuestro enlace de contacto.

¿Conoces a alguien que este artículo podría serle útil?, ¡Compártelo!

En Psicologaonline te acompañamos en tu proceso de cambio y desarrollo personal. Te brindamos espacios de reflexión y exploración personal para que puedas lograr mayor calidad y bienestar en tus relaciones.

Síguenos en Facebook y apúntate en nuestro boletín para recibir información y artículos sobre temas relacionados con el bienestar emocional y desarrollo personal.

Si te gustó lo que acabas de leer. ¡Compártelo en tus redes sociales!

Cuéntame sobre qué temas te gustaría leer en Psicologaonline. Escríbeme a: [email protected].

4 comentarios sobre “La importancia de la comunicación asertiva en tiempos de crisis

  1. Muy interesante el artículo, nos ayuda a entender un poco más sobre cula es la manera más asertiva de comunicarnos muchas gracias por la publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *