La autocompasión: una demostración de amor propio

Si eres de las personas que al cometer un error te conviertes en el peor juez, la autocompasión y su demostración de amor propio es precisamente lo que necesitas.

En este artículo vamos a descubrir la diferencia entre victimismo y autocompasión y como la autocompasión se puede convertir en nuestra mejor aliada para superar los obstáculos de la vida y mejorar la autoestima y el amor propio.

¿Qué es la autocompasión?

La autocompasión es sentir compasión por nosotros mismos. En el diccionario de la real academia española (RAE) compasión es: un sentimiento de pena, de ternura y de identificación ante los males de alguien.

Con la definición de compasión podemos decir que la autocompasión es reconocer que estamos sintiendo pena o que estamos pasando por situaciones difíciles y emociones dolorosas, esto nos permitirá responder a nuestros sentimientos de culpa y desesperación con amabilidad y comprensión. 

Autocompasión vs victimismo

Si miramos a nuestro alrededor podemos identificar a aquellas personas que mantienen una actitud dramática y pesimista ante cualquier dificultad.

Estas personas incluso llegan a minimizar las dificultades de los demás y acrecientan las suyas.

Asimismo, podemos encontrar personas que a pesar de las dificultades o de los errores que hayan cometido continúan teniendo una actitud resiliente y positiva hacia ellos mismos y los demás.

¿Identificas quién emplea la autocompasión y quién emplea el victimismo? 

En ese orden de ideas, podemos decir que el victimismo es la tendencia a mantenerse en el rol de víctima o incluso hacerse pasar por tal. El victimismo trae desesperanza e inacción.  

La autocompasión te lleva a reconocer la dificultad en la que te encuentras, sin sentir lástima por ti mismo y sin buscar culpables.

Si quieres saber si estás practicando el victimismo responde las siguientes preguntas:

  • ¿Piensas que la solución a tus problemas depende de lo que hagan o dejen de hacer los demás?
  • ¿Sientes que tienes poco control sobre tu vida y lo que te está sucediendo?
  • ¿Siempre tienes una razón/motivo para justificar tu actitud?
¿Practicas la autocompasión?

Te invito hacer el siguiente ejercicio para reflexionar si eres [email protected] contigo [email protected]

Cierra los ojos y trae a tu memoria una situación difícil de haya vivido [email protected] muy [email protected] [email protected] [email protected] ya sea por una equivocación o por cualquier otra dificultad. ¿Recuerdas cómo le acompañaste y cómo le consolaste en ese momento?, ¿Recuerdas cómo le animaste para que se sintiera mejor, quizá hasta le ayudaste a ver otras alternativas de solución? 

Una vez hayas recordado todo lo relacionado a ese momento, detente y pregúntate: ¿Hubiera hecho lo mismo si hubiera sido yo quien se hubiera equivocado?, ¿Me hubiera tratado igual que como trate a mi [email protected] en su dificultad?

Espero que la respuesta haya sido; “¡sí!”. Si no lo fue, continua para descubrir cómo puedes poner en práctica la autocompasión.

Practicar la autocompasión es dejar de juzgarte y criticarte sin piedad por las deficiencias o las dificultades, y tomar una actitud amable y comprensiva cuando te enfrentas a fallas personales. Recuerda que es tratarte a ti [email protected] como lo harías con un ser querido que se encuentra en un momento difícil de su vida.

Componentes de la autocompasión

La doctora Kristin Neff, una de las investigadoras más reconocidas de la autocompasión, postula 3 componentes de la autocompasión:

1. Autoamabilidad vs autocritica: la autoamabilidad es la tendencia a considerarse a uno mismo en forma positiva y comprensiva, en lugar de criticarse o juzgarse con dureza.

Las personas autocompasivas y con autoamabilidad reconocen que son imperfectas, que es humano fallar y que experimentar dificultades en la vida es inevitable.

2. Humanidad vs aislamiento: este componente nos enseña que no somos la “única persona sufriendo, fallando o sintiendo dolor”. La autocompasión y el sentido de humanidad implica reconocer que el sufrimiento y la insuficiencia personal es parte de la experiencia humana, algo por lo que todos pasamos en lugar de ser algo que me sucede solo a «mí».

3. Atención plena vs identificación con pensamientos y emociones: La autocompasión también requiere un equilibrado de nuestras emociones negativas para que los sentimientos no sean reprimidos ni exagerados. Esta postura se logra cuando relacionamos las experiencias con las de otros que también están sufriendo, poniendo así nuestra propia situación en una perspectiva más amplia.

En resumen, este último componente surge de la observación de nuestros pensamientos y emociones negativos y sin juzgamientos.

Beneficios de la autocompasión
  • Relaciones interpersonales: una persona experimenta compasión por otro con más empatía si también se ofrece a sí misma este acompañamiento.
  • Paciencia: la autocompasión nos recuerda la importancia de la calma.
  • Resiliencia: a través del tercer componente de la autocompasión logramos comprender que todos sufrimos y que poseemos las capacidades para superar las dificultades.
  • Conocimiento propio: con la autocompasión también logramos un nivel más profundo de autoconocimiento al comprender lo que nos afecta y observando nuestras emociones (componente 3).
  • Crecimiento personal: a través de la autocompasión logramos una interpretación comprensiva de nuestras capacidades y debilidades para sortear las dificultades.

beneficios autocompasion

3 ejercicios para practicar la autocompasión
  1. ¿Cómo tratarías a un amigo? ¿Recuerdas el ejercicio que hicimos anteriormente en practicas la autocompasión? En esta ocasión toma lápiz y papel, recuerda el ejercicio y toma apuntes de cómo tratas a [email protected] [email protected] y la diferencia de cómo te tratas a ti [email protected] Una vez tengas identificado la manera cómo te tratas, anota cómo crees que las cosas podrían cambiar si te respondieras a ti [email protected] de la misma manera que sueles responder a [email protected] [email protected] cercano cuando está sufriendo.
  2. Diario de autocompasión. Toma un cuaderno o una libreta y cada noche toma 5 minutos para reflexionar sobre tus acciones del día, escribe cualquier cosa por la que te sentiste mal, cualquier cosa que hayas juzgado ya sea a tí [email protected] o cualquier experiencia difícil que te haya causado dolor. Y para cada evento, da una reacción de autocompasión (atención plena, sentido de humanidad o autoamabilidad para procesar el evento de una manera más compasiva).
  3. Pausa de autocompasión. Este ejercicio es especialmente recomendado cuando te sientas [email protected], [email protected], [email protected], en medio de una discusión o cuando sientas que algo va mal. Aléjate de la situación por un momento, toma unas respiraciones profundas, coloca tu mano suavemente cerca de tu corazón y repite: “Este es un momento de sufrimiento. Lo estoy pasando mal ahora mismo. Comprendo que el sufrimiento es parte de la vida. Espero ser amable y comprensivo conmigo [email protected], sé que puedo ser comprensivo conmigo [email protected] y aprender de esta situación”

Si quieres profundizar en el tema te sugiero los libros: La autocompasión: paso a paso de Kristin Neff y El poder de la autocompasión de Mary Welford.

Te pueden interesar nuestros siguientes artículos relacionados con este tema: Atención plena o mindfulness, La empatía, Aléjate del estrés con mindfulness, ¿Qué tanto te quejas?, ¿Eres feliz?, Resiliencia, Actitud positiva, ¿cómo perdonar mejora tu salud?, Reciprocidad.

Paola Pico

Psicologaonline.org espera que la información anterior te ayude a mejorar tu vida bienestar emocional y que comprendas en qué detalles esta tu felicidad.

¿Conoces a alguien que este artículo podría serle útil?, ¡Compártelo!

Te dejo nuestro enlace de contacto.

En Psicologaonline te acompañamos en tu proceso de cambio y desarrollo personal. Te brindamos espacios de reflexión y exploración personal para que puedas lograr mayor calidad y bienestar en tus relaciones.

Síguenos en Facebook y recibirás información y artículos sobre temas relacionados con el bienestar emocional y desarrollo personal.

Cuéntame sobre qué temas te gustaría leer en Psicologaonline. Escríbeme a: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *