La asertividad en el trabajo

La asertividad en el trabajo

La asertividad en el trabajo tiene grandes beneficios tanto para el trabajador como para las organizaciones.

En la vida laboral estamos en constante interacción con diferentes tipos de personas y no siempre resulta fácil.

Podemos encontrarnos con compañeros agresivos, jefes demandantes o con clientes negativos.

Aquí entra con un rol muy importante la asertividad. Y es que ser asertivo en el trabajo es imprescindible para gestionar nuestras opiniones y evitar conflictos con jefes, compañeros, empleados y clientes.  También es relevante a la hora de mejorar el clima laboral en la empresa.

Beneficios de la asertividad en el trabajo.

Existe evidencia de la disminución del estrés laboral por la práctica de la asertividad en el mismo ámbito.

Utilizar la asertividad para informar al jefe, a una compañera de trabajo que no podemos ayudar en la tarea en ese momento, nos ayudará a no sobrecargarnos con tareas.

Ante una petición del jefe para una nueva tarea podemos decir:

“Con gusto lo haré, pero no puedo en este momento, antes tengo que organizarme y terminar las tareas pendientes para hoy. Después de esto puedo decirte cuando podría hacer esta tarea”.

Asimismo, nos ayuda a organizar el tiempo requerido para finalizar con las tareas establecidas para el día laboral, salir a tiempo para descansar y retomar las actividades laborales con mayor optimismo.

Cuando un compañero nos viene constantemente a contar algo no relacionado con el trabajo le podemos decir:

“Me encanta hablar contigo, pero en este momento tengo que terminar algo importante, ¿qué te parece si tomamos un café luego?”

Otro de los beneficios de la asertividad en el ámbito laboral es la reducción de la frustración.

Cuando a nivel laboral nos enfrentamos a situaciones en las que resulta imprescindible manifestar nuestra posición, y utilizamos ya sea una comunicación agresiva o pasiva generamos emociones negativas en nosotros mismos y en los demás.

Este tipo de comunicación nos lleva a la frustración de no lograr expresar nuestros deseos y terminamos con una gran carga de frustración.

Igualmente, algunos estudios relacionan la falta de asertividad en el desarrollo del burnout o síndrome del desgaste profesional.

Te puede interesar: Asertividad en la familia, La asertividad, Actitud positiva, inteligencia emocional.

Técnicas para utilizar la asertividad en el trabajo.

Es en el espacio profesional/laboral donde más nos cuesta utilizar la asertividad, en ocasiones cuando nos enfrentamos a la posibilidad de ser asertivos, resulta que no encontramos la forma correcta de hacerlo.

Te presento 3 de las técnicas asertivas más utilizadas en el ámbito laboral

1.Disco rayado: Esta técnica consiste en repetir nuestro punto de vista una y otra vez manteniéndonos firmes en nuestra opinión a pesar de los intentos de la otra persona para que la cambiemos.

Situación: Compañera de trabajo te pide cambiar parte de un procedimiento sin autorización.

Puedes responder: “Considero que es importante tener presentes las consecuencias de este cambio, por lo tanto, hasta no tener claro el procedimiento no lo hare”.

(insistencia de la compañera)

“como te mencione anteriormente, me parece que es importante conocer las consecuencias, una vez tenga claridad, lo haré”.

(insistencia de la compañera)

“comprendo que es viable el cambio, pero no estoy segura y es parte de mis funciones, así que debo estar segura”.

2.Aplazamiento asertivo: Se trata de una técnica muy útil cuando no se sabe qué responder en ese mismo instante o cuando alguno de los interlocutores está perdiendo el control.

Situación: Un cliente te exige una respuesta sobre el comportamiento de un trabajador.

Puedes responder: “Comprendo que la situación fue bastante incómoda para usted, sin embargo, no sé qué ha ocurrido con el trabajador, voy a investigar sobre el asunto y le contesto”.

3.Banco de niebla: Esta técnica consiste en dar parte de la razón, con la intención inmediata de no seguir discutiendo sobre el problema inicial para no agravarlo, pues no se pretende cambiar nuestra postura.

Situación: Tu jefe te regaña argumentando que siempre llegas tarde al trabajo.

Puedes responder: “Si, señor, puede que tenga razón”.

(insistencia del jefe)

– “Si, señor es posible que algunos días llegue más tarde”.

(insistencia del jefe)

– “Si, señor no le voy a negar que he llegado tarde hoy”.

¿Cómo potenciar la asertividad en el trabajo?

Podemos ver que si mejoramos nuestra asertividad en el entorno de trabajo, no sólo nos sentiremos mejor con nosotros mismos, reduciremos nuestro estrés y mejoraremos nuestra satisfacción con el trabajo, sino que también contribuiremos a mejorar las relaciones sociales y el clima laboral de nuestra organización.

A continuación, encontraras algunas claves para mejorar la asertividad en nuestro entorno profesional, ya sea con subordinados, supervisores, compañeros, clientes o proveedores.

Asertividad en el trabajo

Si tienes dudas sobre cómo ser asertivo en alguna situación particular o deseas mejorar tus habilidades de comunicación, contáctame.

 

Psicologaonline te brinda espacios de reflexión y exploración con el objetivo de lograr mayor calidad y bienestar en las relaciones.

Sígueme en Facebook para recibir consejos y artículos sobre este tema y otros relacionados.

Si te gustó lo que acabas de leer. ¡Compártelo en tus redes sociales!

Cuéntame sobre qué temas te gustaría leer en Psicologaonline. Escríbeme a: [email protected]

2 comentarios sobre “La asertividad en el trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *