Duelo en confinamiento

La llegada del Covid-19 nos ha impactado de muchas maneras. Desde la manera de vivir, de trabajar hasta la manera de afrontar un duelo.

La muerte de un ser querido ya es de por sí un acontecimiento doloroso y de difícil manejo emocional.

Hoy día el confinamiento está impidiendo la despedida a nuestros seres queridos fallecidos tal como estábamos acostumbrados a hacerlo. En otras palabras, podemos decir que nos tenemos que enfrentar a un duelo atípico sobre todo si es por causa del Covid-19.

Las fuertes restricciones de contacto imposibilitan realizar una despedida cercana con el ser querido en sus últimos momentos y el apoyo de una red social (amigos y familiares). La dificultad de llevar a cabo un ritual significativo de despedida está magnificando las emociones que impiden el proceso natural del duelo.

Estas condiciones son dos de los factores más importantes que predicen un duelo complicado. Psicologaonline abordara en este artículo algunas estrategias para elaborar un duelo por la pérdida de un ser querido en estos momentos de incertidumbre.

Así como algunas recomendaciones para aquellas personas que tienen un/a [email protected] viviendo la pérdida de un familiar por Covid-19 y desean ser un apoyo.

¿Por qué es necesario conocer el proceso de duelo?

Según una investigación de Prigerson en 2007 cada fallecimiento puede afectar hasta 10 personas y un tercio de las personas atravesará un duelo complicado teniendo implicaciones severas para la salud física y psicológica.

Algunas de las complicaciones físicas y psicológicas más serias que se han encontrado relacionadas con la experiencia de un duelo son:

  • Depresión
  • Ansiedad generalizada
  • Crisis de angustia
  • Aumento del consumo de alcohol
  • Duelo patológico
  • Riesgo de muerte (eventos cardiacos y suicidio)

En resumen, conocer una manera correcta de elaborar un duelo resulta fundamental para preservar una buena salud física y mental ante la pérdida de un ser querido.

¿Qué es el duelo?

El duelo es un proceso de adaptación que sigue a cualquier perdida, una ausencia, una muerte o un abandono. Un duelo tambien se experimenta cuando tenemos una experiencia de interrupción definitiva de algo (una ruptura de pareja, separación, divorcio, la pérdida de un empleo, de un objeto preciado, un distanciamiento, migrar de país, etc.). Por lo tanto, cada pérdida y cada proceso de duelo representan un desafío diferente.

El proceso que se lleva a cabo ante un duelo permite restablecer el equilibrio personal y/o familiar que se rompe con perdida.

Tipos de duelo

Varios autores han propuesto diferentes categorías sobre el afrontamiento del duelo.

  • Duelo crónico que se caracteriza por una inclinación excesiva en conectar con la pérdida.
  • Duelo ausente donde hay poca conexión con la experiencia de la pérdida.
  • Duelo traumático que se vive con confrontación intensa y persistente.
Manifestaciones del duelo

Durante el proceso del duelo es normal que se produzcan una serie de pensamientos, sentimientos y conductas derivadas del dolor de la perdida.  El proceso es doloroso pese a ser un proceso natural.

Para William Worden, una de las autoridades mundiales en el tratamiento del duelo, algunas de las manifestaciones más frecuentes son:

Etapas del duelo

En la actualidad existen diversos postulados para las etapas o dimensiones del duelo como el de Payás:

  1. Trauma: Son los aspectos relacionados con el momento del fallecimiento y las consecuencias emocionales.
  2. Protección: Serían todas las respuestas que puede tener la persona a nivel cognitivo y comportamental, cuyo objetivo es alejarse del dolor y la pena que provoca la pérdida de un ser querido.
  3. Conexión e integración: Tiene que ver con la relación con el dolor y el contacto con el ser querido.
  4. Crecimiento: Es la fase final de un proceso de duelo.

Y el modelo más conocido descrito por la doctora Elisabeth Kübler-Ross (1926-2004) en el libro “On death and dying”, el duelo se manifiesta en cinco fases:

  1. Fase de negación: Negarse a sí mismo o al entorno que ha ocurrido la pérdida.
  2. Fase de enfado: Indiferencia o Ira: Estado de descontento por no poder evitar la pérdida que sucede. Se buscan razones causales y culpabilidad.
  3. Fase de negociación: Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.
  4. Fase de dolor Emocional: Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.
  5. Fase de aceptación: Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

Estas fases o dimensiones son orientativas, pues el duelo es un proceso único, cada persona lo vive de manera diferente. Cada persona tiene su ritmo, sus estrategias y la manera de gestionarlo. Desde este mismo aspecto es conveniente resaltar que el tiempo para cada etapa o para resolver el proceso tambien dependerá de la manera personal de afrontar la pérdida.

Estrategias para afrontar el duelo

El dolor es natural al ser humano, sin embargo, el sufrimiento lo intensificamos cada uno de nosotros ante las circunstancias que vivimos, y va a depender mucho de cómo percibamos los acontecimientos y, sobre todo, de cómo los abordemos.

A continuación, encontraras las 4 tareas que el psicólogo Willian Worden ha propuesto para la elaboración de un duelo.

  1. Aceptar la realidad de la pérdida: Ante la noticia del fallecimiento de un ser querido surge en primer lugar una sensación de incredulidad. En esta tarea es relevante la despedida. En cada cultura existen rituales de despedida que nos marcan el inicio de un proceso de aceptación en el duelo.

En este momento los rituales de despedida están viéndose afectados por las restricciones ante la pandemia, sin embargo, podemos despedirnos e iniciar el proceso de aceptación de la pérdida con algunas de las siguientes alternativas:

  • Escribes una carta de despedida, donde plasmes todo lo que sientes y donde te despidas de esa persona querida.
  • Grabas un audio donde le cuentes a tu ser querido todo lo que sientes por él o ella y lo que te hubiera gustado decirle para despedirte.
  • Enciendes una vela en su recuerdo. Lo puedes hacer agregando un ritual según tus creencias religiosas.
  • Aprovecha si sueñas con la persona fallecida para despedirte y decirle lo que consideres quedo pendiente. Y al despertar habla sobre tu sueño y tu despedida con algún familiar cercano o una persona de confianza.
  1. Elaborar las emociones relacionadas con el duelo: En ocasiones, se intentan evitar emociones como la tristeza o la rabia porque nos resultan demasiado dolorosas. Sin embargo, es importante poder expresar todas las emociones ya que la negación del dolor puede conllevar un mayor sufrimiento más adelante.

Para esta tarea sugiero:

  • Llevar un diario, no solo para ayudarnos a expresar nuestras emociones diarias, sino tambien como una forma de registrar nuestro afrontamiento en este proceso.
  • Poner una foto de la persona fallecida en casa y decir lo que se siente o encender una vela a la hora de los aplausos puede ayudar a elaborar las emociones sobre el sufrimiento.
  1. Adaptarse a la vida sin el ser querido fallecido: En esta fase es necesario adaptarse a una nueva situación, teniendo en cuenta que la persona fallecida desarrollaba ciertos roles y/o asumía determinadas responsabilidades.

Para esta tarea puedes enfatizar en las actividades de independencia en los roles y actividades que desarrollaba la persona fallecida.

  1. Recolocar emocionalmente al ser querido y seguir viviendo: Se trata de encontrarle un lugar adecuado que permita recuperar el interés por la vida, sentir esperanza, descubrir nuevos aspectos de uno mismo y construir nuevas relaciones. No significa renunciar a los recuerdos, sino que éstos adquieren otro valor.

En esta etapa una actividad para ayudar a mantener una conexión con ser querido fallecido puede ser:

  • Pensar cómo era esa persona que nos quería, y cómo querría que nos encontráramos en este momento.
  • Crear un álbum de recuerdos que quieras conservar y compartir en ocasiones especiales con otros familiares y amigos.
Los menores ante el duelo

Sea cual sea la causa de defunción, existe una tendencia general a apartar a los menores de todo lo que rodea la muerte.

Es muy importante saber acompañar a los niños en el proceso de duelo, escucharlos, responder sus dudas y contenerlos.

Algunas recomendaciones pueden ser:

  • Se honesto/a con el menor.
  • Usa un lenguaje simple, claro y directo: “tu xx murió” evita confundirlo con mensajes abstractos como: “Se fue al cielo, se nos adelantó, se quedó dormido para siempre”.
  • Acompáñalo y responde a sus dudas.
  • Hazle saber que nada de lo que ha sucedido es su culpa.
  • Permítele expresar sus emociones y no ocultes las tuyas frente al menor.
  • Hazle saber que el dolor que ahora sienten pasará, aunque en el momento sea muy intenso.
  • Recuerden juntos a la persona fallecida para mantener vivos los recuerdos de la persona querida.
  • Estar atentos a signos de alerta como: rabietas frecuentes, perdida del interés en actividades que eran de su agrado, retroceso en el comportamiento (hacerse pipi en la ropa, chuparse el dedo, hablar como bebé, etc.), dolores frecuentes, pesadillas, miedo a quedarse solo/a, cambios en el rendimiento escolar.
¿Cómo acompañar en el duelo?

Tel vez en estos momentos tienes algún amigo/a o allegado que se encuentre viviendo una situación de duelo por el fallecimiento de una persona debido al covid-19. Es posible que no sepas qué decir o qué hacer, pero puedes demostrar lo mucho que te importa su sufrimiento y que estás [email protected] a acompañarlo/a en ese proceso.

  • Escucha y facilita la expresión de sus sentimientos y emociones referente a la pérdida.
  • Pregunta a tu [email protected] que pueda requerir de ti.
  • Respeta su ritmo para la elaboración del duelo.
  • Evita frases como: “Sé cómo te sientes”, “tienes que ser fuerte”. Mejor dile: “No tengo palabras para decirte en este momento”.
  • Se [email protected] con su dolor, sin minimizar su pérdida, ni opinar como debería actuar o sentir.
  • Favorece espacios para hacer una despedida simbólica.
  • Dedica tiempo y atención a tu [email protected], busca maneras de acercarte emocionalmente: una llamada, un mensaje, etc.

Te pueden interesar nuestros siguientes artículos relacionados con este tema: Cómo afrontar los cambios, Como perdonar ayuda a tu salud, Wu wei, La resiliencia, El poder de la esperanza.

Paola Pico

Psicologaonline.org espera que la información anterior te ayude a gestionar el proceso de duelo o te ayude a acompañar a un/a amigo/a ante la pérdida de un ser querido. Si sientes que se te dificulta dar estos pasos, y necesitas ayuda, puedes contactarnos.

¿Conoces a alguien que este artículo podría serle útil?, ¡Compártelo!

En Psicologaonline te acompañamos en tu proceso de cambio y desarrollo personal. Te brindamos espacios de reflexión y exploración personal para que puedas lograr mayor calidad y bienestar en tus relaciones.

Síguenos en Facebook y apúntate en nuestro boletín para recibir información y artículos sobre temas relacionados con el bienestar emocional y desarrollo personal.

Si te gustó lo que acabas de leer. ¡Compártelo en tus redes sociales!

Cuéntame sobre qué temas te gustaría leer en Psicologaonline. Escríbeme a: [email protected].

4 comentarios sobre “Duelo en confinamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *