Ansiedad

Ansiedad

La ansiedad es un estado mental que nos genera gran inseguridad e inquietud. Hay situaciones cotidianas que nos suelen despertar sentimientos de ansiedad como, por ejemplo, conducir con mucho tránsito, obligaciones sociales o laborales, hablar en público, un evento importante, entre otros.

Esta ansiedad leve puede ayudarnos a mantenernos alerta y concentrados para enfrentar situaciones amenazadoras o difíciles. Podemos llamarla una ansiedad adaptativa, pues se puede considerar un mecanismo de adaptación natural.

Sin embargo, hay personas que sienten una preocupación intensa y excesiva que perdura mucho más tiempo del requerido (persistente) y que interfiere con las actividades diarias. Estos miedos y preocupaciones son difíciles de controlar y desproporcionados si las comparamos con el peligro real.

Existen varios tipos de ansiedad y cada uno tiene características propias
  • Trastorno de ansiedad generalizada: Consiste en sentir ansiedad y preocupación persistentes y excesivas por ciertas actividades o situaciones, incluso cuestiones ordinarias y rutinarias. La causa de estos sentimientos intensos de ansiedad puede ser difícil de identificar y por lo general, ocurre junto con otros trastornos de ansiedad o depresión.
  • Trastorno de pánico: Las personas experimentan sensaciones de muerte o la posibilidad de quedarse sin aire, que puede causar tanto problemas psicológicos como físicos y con frecuencia el temor a un próximo ataque les limita sus actividades.
  • Trastorno relacionado con fobias: Se caracteriza por sentir gran ansiedad cuando te expones a objetos o situaciones específicos; además, conllevan un deseo de evitar dicha exposición. Las fobias provocan ataques de pánico en algunas personas. Las fobias específicas pueden incluir situaciones como encontrarse con determinados animales o volar, mientras que las fobias sociales incluyen miedo con relación a entornos sociales o lugares públicos.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: Se caracteriza por sentimientos o pensamientos persistentes, incontrolables y no deseados (obsesiones) o bien rutinas o rituales que se realizan para tratar de evitar o para liberarse de estos pensamientos (compulsiones). Ejemplos: lavarse las manos o limpiar la casa en exceso por temor a los gérmenes, o verificar algo una y otra vez para detectar errores.
  • Trastorno de estrés postraumático: ocurre cuando la persona ha vivido una situación traumática que le ha provocado un gran estrés psicológico. Debido a la gran ansiedad que siente el individuo. éste puede intentar evitar las situaciones o actividades que le recuerden al evento que provocó el trauma. Algunos eventos traumáticos pueden ser; los producidos por un desastre natural o un accidente o delito grave.
Las manifestaciones sintomatológicas de la ansiedad son muy variadas y pueden clasificarse en diferentes grupos:

No todas las personas tienen los mismos síntomas, ni la misma intensidad en todos los casos. Cada persona, según su predisposición biológica y/ o psicológica, se muestra más vulnerable o susceptible a unos u otros síntomas.

AnsiedadAnsiedad

Así mismo muchas personas que tienen trastornos de ansiedad no tratados son propensas a otros trastornos psicológicos, como depresión, y tienen una mayor tendencia al abuso de alcohol y otras drogas.Los trastornos de ansiedad pueden tener consecuencias graves si no se tratan, por ejemplo, algunas personas que tienen ataques de pánico recurrentes evitan a toda costa ponerse en situaciones que temen podrían desencadenar un ataque.

También las relaciones con familiares, amigos y compañeros de trabajo pueden volverse muy conflictivas y el desempeño laboral puede decaer, así como las relaciones interpersonales.

Tratamiento

La mayoría de los casos de trastornos de ansiedad pueden ser tratados satisfactoriamente por profesionales. Varias investigaciones han demostrado que la terapia de cognitiva-conductal puede ser muy eficaz para tratar los trastornos de ansiedad.

A través de la terapia cognitiva-conductual, los pacientes aprenden a entender cómo sus pensamientos contribuyen a los síntomas y cómo modificar aquellos patrones para reducir la probabilidad de ocurrencia y la intensidad de la reacción.

También los pacientes se instruyen en técnicas de relajación y respiración profunda para contrarrestar la agitación y la hiperventilación que acompañan a determinados trastornos de ansiedad.

Conjuntamente con la psicoterapia, la medicación adecuada y eficaz puede desempeñar un papel importante en el tratamiento.

 

Psicologaonline te brinda espacios de reflexión y exploración con el objetivo de lograr mayor calidad y bienestar en las relaciones.

Sígueme en Facebook para recibir consejos y artículos sobre este tema y otros relacionados.

¡No olvides compartirlo en Redes Sociales!

6 comentarios sobre “Ansiedad

    1. lfalvarezcar, es necesario que aprendas técnicas para controlar y modificar los síntomas como los estresores que provocan en ti los ataques, también es te ayudaría que inicies un programa en técnicas de relajación, esta te serán de gran ayuda para controlar los síntomas premonitorios del ataque.

  1. que ejercicios mentales puedo hacer estoy muy ansiosa y esto me hace tener dolores de cabeza falta de respiracion dolor en el pecho y pensar que tengo coronavirus

    1. Hola, María. Uno de los ejercicios más eficaces es la técnica “detección de pensamiento” En el artículo la encuentras como “deten los pensamientos”. Para realizar el ejercicio es necesario que hagas una exploración de tus pensamientos previos a ataque de ansiedad e identifiques los pensamientos que anteceden al ataque. De esta manera cuando comiences los pensamientos premonitorios de ansiedad y justo antes que aparezcan los síntomas puedas “parar” los pensamientos que provocan los síntomas y tu ataque de ansiedad como lo conoces. Si requieres de más orientación envíame un correo electrónico a [email protected] y con gusto te daré más orientaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *